Confinamiento confitado

Ni lexatin, ni yurelax, ni dormidina ,ni vino ,ni marihuana,ni esto ni lo otro…nada parece calmar la inmensa necesidad de oxigeno puro y libre, de no recibir ordenes ni restricciones ni de ver más a ciudadanos responsables disfrutar con su mierda de rápida adaptación a la mierda de nuevas circunstancias. Ya no diferencio si esta nausea tan larga me la produce su disfrute o yo mismo creyendo que lo hacen.No os soporto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: